4 incómodas verdades

reflexión social, 12/jul/20

Mi vida ha sido esculpida por el respeto a la muerte y a las enfermedades. Siento mucho todo el sufrimiento de las personas que han perdido seres queridos en los últimos meses pero aún así creo que hay una realidad que quizá el dolor no nos permite ver.

Hace unas semanas vi una entrevista en un video (que obviamente ya retiraron de Youtube) al Dr. Klaus Püschel director del Instituto de Medicina Forense del Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendor, Alemania (como ya no estaba busqué otra fuente. Gran parte está tomada de la Deutsche Welle, la emisora internacional de Alemania, https://www.dw.com/es/covid-19-pat%C3%B3logos-alemanes-revelan-sus-descubrimientos/a-53286223 la DW produce periodismo independiente en 30 idiomas, uno de los poquísimos lugares en los que intentan ser objetivos).

A pesar de contar hace años con tecnología para mandar una nave a marte, en todos los países se prohibieron las autopsias para los supuestos casos de Covid-19, argumentando que no existían procedimientos de seguridad “suficientes”.

Este valeroso hombre reflexionó sobre la importancia de realizar autopsias en los supuestos casos de Covid-19 para tratar de comprender el proceso y acercarse a proponer un tratamiento (En verdad un héroe). “Se puede aprender mucho de los muertos para ayudar a los vivos” dijo, así que consiguió los permisos locales para realizarlas bajo su propio riesgo.

Su conclusión fue demoledora, luego de hacer más de 100 autopsias encontró que NINGUNO de los muertos estaba enfermo exclusivamente con COVID-19, tenían problemas cardiovasculares, presión arterial alta, arteriosclerosis, diabetes, cáncer, insuficiencia pulmonar, renal o cirrosis hepática, entre otras cosas. Por otro lado reveló que el 80% superaba los 80 años y muchos de ellos padecían obecidad (cuando la verdadera pandemia es y será el hambre).

También dijo que el Covid-19 es algo que se debe tomar en serio, pero que la gente no muere de Covid-19, muere CON Covid-19 y esta es una de las conclusiones a las cuales muchos médicos honestos e informados están llegando en todo el mundo.

Por otro lado mientras que la gran mayoría en todo el planeta tuvo que sufrir el confinamiento han habido sectores de la economía que si se mantuvieron muy activos. Es así que mientras nosotros estábamos en cuarentena la instalación de antenas de 5G se realizó en muchos casos de noche y con toda celeridad.

Por más que se empeñen en negarlo y desautorizar a los científicos que así lo prueban, cada vez hay más casos de personas afectadas por los campos electromagnéticos (en inglés EMF).

Magda Havas, profesora de ciencias ambientales de las universidades canadienses de Toronto y de Trent advirtió que “puede darse una catástrofe sanitaria, en la que las personas con hipersensiblidad electromagnética podrían sufrir ictus o infartos por COAGULACIÓN de la sangre, ya que en ellos "los glóbulos sanguíneos se aglutinan, no fluyen libremente" cuando están expuestos”. ¿No les parece una extrañísima coincidencia con la sintomatología del Covid-19?

Hace muchos años descubrí que soy una persona que tiene hipersensiblidad electromagnética, cada hora que paso frente a un ordenador siento que me quita la vida, me desvitaliza completamente, sin embargo paso aveces muchas horas grabando, editando y escribiendo, no lo hago como un juego, siento profundamente que es mi servicio y lo entrego con amor asumiendo las consecuencias. Por eso vivo en la naturaleza, aislado, tratando de equilibrar el mal de estos tiempos: los EMF.

“La exposición a la radiación genera síntomas comprobables: fatiga, alteración del sueño, concentración, pérdida de memoria a corto plazo, confusión, cataratas, depresión y ansiedad, acúfenos, problemas de piel y endocrinos, y especialmente del sistema nervioso central”.

“Otro estudio epidemiológico interesante es el francés CERENAT, publicado en 2014 en Occupational Environment Medicine, que constata que el uso del móvil, incluso 30 minutos al día, duplica o triplica el riesgo de padecer un tumor cerebral”.

“Otro efecto sería la aparición de un tercer tipo de diabetes cuyo desencadenante sería la contaminación electromagnética” https://www.cuerpomente.com/ecologia/medio-ambiente/tecnologia-movil-5g-riesgos-salud_2591 No creo que cualquier persona HONESTA y medianamente inteligente se atreva a discutir que la salud NO es un tema prioritario para las coorporaciones y los “gobiernos” sometidos por estas.

Llevamos casi un siglo de infamias en que las coorporaciones han impuesto -con total impunidad- productos y tecnologías no solo dañinas sino mortales para la humanidad y para el planeta y ahora nos quieren vender el discurso que “hay que cuidar a nuestros viejitos”. Se está destruyendo el planeta para que algunos cuantos se hagan muy ricos y ahora hablan de ¿el cuidado de la salud?

Tienen controlada a través del pánico al 90% de la población y eso ya es muy peligroso, pero aún tengo esperanza que mucha de esa gente pueda ser rescatada y puedan recuperar la salud mental y el valor para enfrentar el abuso más grande de la historia.

El otro sector de la economía que se ha mantenido muy prospero y activo es el de los “lobbies”. Han logrado no solo imponer ese descarado atropeyo de instalar antenas de 5G sin consultar a la gente ni tener un estudio imparcial sobre los efectos en la salud. Una decisión de semejante importancia justificaría si o si un pleisbicito y por el contrario el gobierno a través del ministerio de transportes y comunicaciones ha iniciado una agresiva campaña de DESINFORMACION - dirigida a los sectores populares y menos informados (mensajes que llegan al celular)- diciendo que el 5G traerá progreso y mejor comunicación a las comunidades, cosa que es totalmente falso, los menos beneficiados será la gente más pobre que no tendrán dinero para pagar todas las enfermedades que vendrán de la mano con esa tecnología.

Otro gran lobbie relacionado con Bill Gates y Monsanto, es que en plena cuarentena se está intentando derogar la ley que prohibe el ingreso de semilla transgénica a Perú, esta ley contempla una moratoria hasta Diciembre del 2021 y parece que su desesperación por más ganancias les hizo perder la poca vergüenza que les quedaba. http://www.biodiversidadla.org/Noticias/Peru-cambia-su-normativa-de-transgenicos-en-medio-de-la-pandemia?fbclid=IwAR1Z9dLqsyzL8Uf4XlCR_s8PS5Tm_uvNT31WEYMgXGVyLrpu5w8u6N-EqPc#sidebar

Otro más en Perú, el INDECOPI (El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la propieda intelectual) ordena el retiro y cese de comercialización del producto ‘CDS-Dióxido de Cloro’ aduciendo que UN usuario lo ha demandado por supuesto daño a su salud. No podría afirmar que cura todo lo que dicen, pero con toda firmeza expresar que en 10 años que lo conozco y lo he tomado NUNCA he sentido alguna molestia o perturbación y menos un daño en la salud. La verdad es que a veces duele que alguna gente se comporte de forma tan ciega, cobarde y perversa.

En mi propia experiencia de estos últimos 4 meses, (y conozco a miles) no conozco directamente a ninguna persona que se haya muerto de Covid o con Covid. Esto pudiera significar dos cosas: Que quizá el fantasma es más grande de lo que lo pintan o que mayormente me relaciono con gente muy sana.

Por último hace 3 días tuve que salir a Cusco a hacer pendientes, si ya el aire en la ciudad es insoportable peor con mascarilla, así que decidí no usarla. La tenía colgada para que no me moleste la policía que cuando me veían esquivaban la mirada. Luego de 3 horas de caminar por toda la ciudad no vi una sola persona sin mascarilla (por si acaso en muchos países no es obligatorio llevarla), esto me impresionó mucho, veía sus ojos de pánico cuando miraban mi sonrisa…al final de la jornada entré por un pasillo a una tornería y vi al fondo a dos personas mayores como de mi edad, conversavan y reían. Me alegré profundamente y dije ¡por lo menos dos! Cuando estaba a menos de dos metros me dí cuenta que estaban bastante tomaditos, reí junto con ellos y me acordé un viejo grafity que vi hace mucho tiempo: ¡Solo los borachos y los niños decimos la verdad!

Existe la posibilidad que: 1.- La gente no muera de Covid, muera con Covid 2.- Esten vulnerando todo tipo de soberanía o independencia: No a los transgénicos. 3.- Científicos de todo el mundo advierten sobre el peligro del 5G, la OMS oficialmente declara que los daños a la salud del 5G No están probados. ¿Es confiable esta institución? 4.- Los macabros avances de las coorporaciones durante la cuarentena para imponer su agenda: Endeudamiento de los países, control total de la población en tiempo real (5G), perdida de soberanía alimentaria, prohibición de medicinas naturales o alternativas, restricción de la libertad de expresión (YT, FB y Google). No nos dejan muchas opciones, o los gobiernos son demasiados ignorantes o están totalmente coludidos.