Homo Business

reflexión social, 22/jul/19

HOMO BUSINESS!

banksy.jpg

Hace 10.000 años aproximadamente terminaba la última era glacial. Los humanos caminábamos en clanes por el planeta, nuestra principal actividad era la caza y recolección. En aquella rústica organización social los clanes no estban jerarquizados. Ccon el advenimiento de la domesticación de plantas y animales, los humanos optamos por una vida sedentaria. Gracias a la comunicación y a la cooperación estos pequeños clanes crecieron y se convirtieron en pequeñas y prósperas sociedades agropecuarias. Es muy probable que las disputas por territorio hayan creado los primeros conflictos y guerras inter tribales, dando paso a la militarización de las sociedades. No es difícil imaginar como pueblos más belicosos y agresivos, invadían a sus vecinos, quemaban sus aldeas, tomaban prisioneros como esclavos y se quedaban con las cosechas. A partir de allí se dieron cuenta que habían descubierto la forma más criminal pero ventajosa de vivir. Descubrieron el gran negocio de la guerra. En ese momento de la historia dejamos de ser homo sapiens y nos convertimos en HOMO BUSINESS. Las sociedad siguió creciendo bajo ese esquema de imperios militares mientras que paralelamente descubrimos que el comercio era la segunda actividad más lucrativa después de la guerra. A finales del período medieval los comerciantes ya habían acumulado cuantiosas fortunas que cada vez les era más difícil proteger y sobre todo invertir adecuadamente. Así empieza en el norte de Italia en ciudades como Venecia, Génova y Florencia a consolidarse el sistema crediticio, la banca Está “maravillosa” idea se difundió por toda Europa en otras ciudades como Amsterdam, Berlín, Hamburgo y Londres. Los bancos crecieron muy rápido durante los siglos XVIII y XIX, llegándose convertir en instituciones más ricas y poderosas que Los propios Estados. En el siglo XX el desarrollo de las telecomunicaciones convirtió a los bancos en las instituciones más poderosas del planeta. El control casi absoluto sobre los medios de comunicación les ha permitido formar ideológicamente varias generaciones de fanáticos defensores del liberalismo. Finalmente el neoliberalismo se consolidó como el sistema social y económico más “eficiente” cuando descubre qué más barato que mantener esclavos es crear consumidores. Antiguamente los tiranos tenían que invertir grandes fortunas en mantener ejércitos para someter a sus esclavos. La gran genialidad (y esto realmente hay que reconocerlo) fue cuando se les ocurre externalizar este costo y transferir a los esclavos la responsabilidad de mantener y defender el sistema. Es ciertamente una de las jugadas más inteligentes que sean visto en la historia del humanidad. Pero quizá lo que no saben, es que un ser humano puede ser más que inteligente. Puede ser bueno, generoso, solidario, compasivo, sensible y conciente. Amoroso. La verdadera riqueza están nuestras emociones, no en nuestras ambiciones. Estamos frente a una encrucijada muy seria, si lo dejamos el HOMO BUSINESS será el último de nuestra especie.