¿Data?

reflexión social, 01/oct/20

Desde hace 15 años que se desató el fenómeno de las redes sociales, ha sido uno de los negocios más rentables y de más grande crecimiento.

Existen en la actualidad cientos de miles de estadísticas que reflejan TODOS los movimientos e interacciones que tiene cada usuario desde el momento que hace el primer click frente a su computadora.

“El 84% de las personas con acceso a internet usan redes sociales. El año pasado, las personas pasaron 2 horas y 24 minutos en redes sociales todos los días a través de diferentes dispositivos (eso significa que 1 de cada 3 horas pasadas en Internet son usadas en plataformas sociales)”.

Estos son solo dos ejemplos (de miles) de los niveles de exactitud que generan los datos acumulados en los últimos 15 años, y que nosotros muy inocentemente hemos regalado toda esta información considerándola irrelevante. Sin embargo al mejor estilo de los colectores o recicladores nocturnos de basura, hay personas que han usado todos estos datos aparentemente inservibles, para construir imperios.

Ahora no solo tienen un plano completísimo del mercado digital sino especialmente de ti, a quién llaman “el consumidor”.

Cada persona que ingresa y utiliza internet por una hora puede tener hasta 5,000 interacciones que a manera de pixeles, uno a uno, van generando una imagen virtual del rostro del usuario. Su perfil personal, sus gustos, preferencias, opiniones, tendencias. Después de 15 años tienen una foto tuya desnud@, que incluye hasta lo que no te animas a pensar. Te conocen mejor que tú, tu mamá y tu papá juntos y “gracias” a que cuentan con “científicos” de primer nivel, expertos en neurociencias y neuro marketing pueden manipularte de formas realmente maestras, estos son los “genios” del marketing digital.

Sin embargo, dejando de lado el gran negocio que esto les significó, el verdadero poder más allá de venderte todo lo que no necesitas es el gran negocio de conocerte. Si, conocerte, pero no con el cariño que lo hiciera un amigo, conocerte para manipularte.

La “exitosa” experiencia de Cambridge analytica y FB (nacida en Cambridge) fue un monstruoso ejemplo que quedó impune sobre el tráfico de datos y cómo pudieron hacer ganar a los candidatos presidenciales que pagaron por sus servicios gracias a toda la información que roban a sus usuarios.

La mayoría de nosotros nunca pudimos imaginar la verdadera importancia de la información que colectan las redes sociales y los motores de búsqueda, pero ahora ya podemos, hemos podido comprobar que realmente gracias a esta información unida al manejo de los medios de comunicación controlan el 80% de lo que piensan las personas.

Ahora es muy fácil entender -aunque a muchos les duela- cómo y porqué hemos sido engañados y aterrorizados sobre la letalidad de un virus gracias al sobredimensionamiento a través de medios de comunicación y el bloqueo de la información alternativa a través de las redes sociales y otros canales similares como google o YT.

Todavía faltan quizá un par de piezas para tener completo el cuadro y saber cómo se articulan todas las fuerzas que intervienen en este intento totalitario.

A nadie le gusta ser manipulado y a la poca gente que se puede dar cuenta de este hecho le cuesta mucho admitirlo porque es algo realmente doloroso y amargo.

No solo nos han robado (la información) sino que con ella nos han pegado en la cabeza y además nos exigen que les demos las gracias…

Mucha gente de buena voluntad pero excesivamente ingenua se pregunta: ¿Qué tengo que perder si no tengo nada que ocultar?

Creo que ahora esa pregunta está más que respondida: TU LIBERTAD.

Quizá hoy no sientas que la necesitas tanto pero cuando los abusos del poder se tornen exageradamente intolerables querrás reclamar tus derechos y obtendrás como respuesta: Tú firmaste el consentimiento.

El ser humano es un ser de costumbres, no estoy en contra de las rutinas, las buenas rutinas son fantásticas, pero nos hacen altamente predecibles y vulnerables y es así cómo operan.

Saben a que hora te levantas y a que hora es tu primer contacto con la web y luego todo lo que haces durante el día hasta que apagas el móvil.

Ellos ya no se preocupan por controlar o someter a la gran mayoría, tienen al 80% de las personas aterradas y sometidas. El problema para ellos ahora somos nosotros quienes estamos defendiendo el derecho de todos y es para eso que necesitan implementar el 5G para tener el control total en tiempo real.

Volvamos a ser una humanidad libre y amante de nuestra madre Tierra.