La selva amazónica es un complejo ecosistema que ha tardado 200 millones de años para llegar a este altísimo grado de evolución.
En la actualidad ya se ha deforestado el 50% del territorio original y la proyección es aterradora.
La insaciable demanda por materias primas saquea la Amazonía en busca de madera, petróleo, oro, caucho, tierra para cultivos, pastizales para ganadería.

Es imperativo tomar acciones para conservar este maravilloso lugar.




www.bahuaja.org


Debido a la permanente amenaza que sufre -por diferentes factores- la Amazonía, comenzamos hace 7 años un proyecto de 132 hectáreas llamado Area de Conservación Bahuaja. 100 hectáreas son intangibles (solo dedicadas a la conservación del bosque primario) y 32 de uso multiple, que permiten actividades de bajo impacto ecológico como agricultura orgánica o ecoturismo.

Largo ha sido el camino explorando alternativas que nos permitieran algún día soñar con la sostenibilidad de un proyecto dedicado a la conservación, sin embargo tras 7 años de ensayo error estamos en condiciones de mostrar el fruto de este esfuerzo a través de nuestro ECO ALBERGUE.

El ecoalbergue es mucho más que un sitio turístico, es un centro de educación, de sensibilización y de información vivencial. En él las personas pueden conocer no solo un lugar de indescriptible belleza sino también la compleja problemática que enfrenta la Amazonía en estos días.

Motivado en lo personal por todas las bendiciones que la Amazonía trajo a mi vida, (en pocas palabras todo se lo debo a ella) he puesto toda mi energía en responsabilizarme por la conservación de un pedacito de selva. Así desde el inicio del proyecto hemos cuidado cada detalle tratando de no usar la palabra ”eco” como una etiqueta de moda, sino desde la más profunda convicción que el futuro de la humanidad depende del futuro de la Amazonía.

El 90% de toda la madera usada para la construcción de nuestra infraestructura proviene de madera recuperada (árboles caídos naturalmente). Fue un sobre costo grande pero ahora sabemos que valió la pena.

Tenemos 2 pozos de los cuales extraemos agua pura a través de bombas solares.

Toda la energía eléctrica del lugar es fotovoltaica y es nuestra meta que un futuro próximo cambiemos el motor fuera de borda a gasolina –que nos transporta al área- por un motor fuera de borda eléctrico, cortando toda dependencia con el petróleo y reduciendo nuestra huella de carbono a CERO.

Para que nuestra comida también sea cero kilómetros, contamos con pequeños cultivos de diversas variedades de plátano, yuca y otros tubérculos. También tenemos paltas, cacao, piñas, café, papayas, cocos, limones, caña de azucar, guayaba, camu camu, mango, carambola, arazá, noni, moringa, anona y otras frutas exóticas, todo orgánico.

El proyecto BAMBÜ entra a su quinto año y pronto iniciará sus actividades como un centro de difusión para la “cultura del bambú”. Esta planta mágica no sólo puede remplazar a la madera para evitar la deforestación sino también nos regala una lista de más de 100 probables usos, desde alimentación hasta cosméticos y por si fuera poco captura 3 veces más CO2 que cualquier árbol!!!

También tenemos sembrada una importante cantidad de ayahuasca, chacruna, tabaco y coca además de otras plantas medicinales.

He venido a este lugar hasta 2 veces cada mes en los últimos 7 años. Hubo una época de mi vida -hace 3 años- en la que ofrecía dos ceremonias por semana (martes y viernes, desde hace casi 20 años). Luego tenía el proyecto SONQORADIO, una radio por internet que además de transmitir música medicina difundíamos contenidos ecológicos y de consciencia. Durante la semana preparábamos los contenidos, las entrevistas y los dejábamos listos para ponerles “play” el sábado por la mañana después de ceremonia. Lanzaba la radio y de inmediato tomaba un avión para Puerto Maldonado y me venía al Area de Conservación a planificar el trabajo y pagar a los trabajadores. Regresaba el martes por la tarde y en dos horas ya estaba sentado otra vez haciendo ceremonia. Sabía que me estaba volviendo loco y lo peor era que lo hacía “conscientemente”. Casi dos años duró la radio en el aire hasta que tuvimos que suspenderla por problemas “técnicos”, (además de la locura la mala conección de internet me salvó).

No es que un hombre solo pueda “salvar” la Amazonía, tampoco mil ni quizá un millón. Pero hoy tengo la sensación que escuché el llamado y que estoy haciendo mi parte (aunque me haya quedado un poco loco y haya tenido que dejar mucho cuero en el camino).  7 años después veo la diferencia entre haber creado un Area de CONSERVACIÓN y no un Area de CONVERSACIÓN.

Está bueno meditar o cantar mantras para que llueva pero también es bueno mirar con tus propios ojos qué está pasando en este recóndito pero importantísimo lugar del planeta.

Si deseas puedes visitar nuestro ECO ALBERGUE algún día que pases por Suramérica y/o contribuir con una pequeña o quizá con una gran donación para el proyecto.


VISITA NUESTRO ECO ALBERGUE EN LA AMAZONÍA

PARA RESERVAR ESCRIBENOS A: areadeconservacionbahuaja@gmail.com

VISITA: www.bahuaja.org



OTROS PROYECTOS del área de conservación


Proyecto Bambú”. El proyecto Bambú busca difundir la siembra y utilización del bambú con el finalidad de reducir la presión sobre la tala del bosque primario.

Nuestra intención es proveer de plantones de bambú para impulsar proyectos de siembra de bambú en las más de 40,000 hectáreas desertificadas y contaminadas fruto de la minería.

El bambú es una planta mágica. Su fácil adaptación a diferentes medios, su rápido crecimiento y sus numerosos usos, hacen de ella una de las plantas más particulares y asombrosas de nuestro planeta.

Las ventajas más relevantes son:

- Contar a corto plazo (5 años) con un material noble y resistente capaz de sustituir a la madera en la industria de la construcción y la mueblería disminuyendo así la demanda de maderas y en consecuencia evitando la destrucción del bosque amazónico.

- En segundo lugar es capaz de absorber 30% más CO2 de la atmósfera que cualquier otra especie del reino vegetal, contribuyendo con esto a disminuir los gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

Algunos usos del bambú: Alimento humano, estructuras arquitectónicas, muebles, material de construcción, instrumentos musicales, fibra textil, alimento animal, canastos, esteras y otros tipos de tejido, tableros de esterilla, cables, mangos de pinceles, palillos, celulosa, papel, medicinas, etc.

Además este proyecto auto sostenible creará muchos puestos de trabajo dignos, tanto en su fase cultivo como en el de transformación. La naturaleza nos brinda una vez más, una planta, capaz de ayudar a solucionar nuestros graves errores.


Proyecto Módulo Repotenciado”. Proyecto experimental que intenta cuantificar el valor económico de un área de bosque primario al que se le han reintroducido algunas especies de mayor valor comercial con el objetivo de promover entre los pobladores locales la conservación.


Proyecto Plantas Medicinales”: Este proyecto busca reunir y cultivar en una pequeña área las principales plantas medicinales con las que cuenta el ecosistema amazónico.

El Área de Conservación es un santuario para la vida mineral, vegetal, animal y humana. Es un espacio en donde los seres humanos pueden convivir en armonía con todos los reinos de la naturaleza y evolucionar.


En las Noticias: “Nueva ACP en Madre de Dios ayudará a proteger bosque de Tambopata”: http://www.actualidadambiental.pe/?p=42544


Es el momento de tomar consciencia de que el mal uso y abuso de los recursos naturales está destruyendo el planeta y la vida de nuestros hijos. Te pedimos que seas responsable y consciente en cada una de tus compras. Y si crees que puedes ayudarnos en este proyecto no lo dudes. Manos y monedas todas las que puedas, realmente podemos generar un cambio que nos beneficie a todos.


**Si quieres más información sobre el Área de Conservación Bahuaja y la posibilidades de participación ESCRIBE A: areadeconservacionbahuaja@gmail.com

También puedes donar aqui.